Por Fernando Costoya 

tecno@cronica.com.ar 

Las expectativas ante cada nueva versión del iPhone alimentan un sinfín de rumores sobre las novedades. La próxima creación de Apple, el iPhone 8, no es la excepción y algunas de sus posibles características ya circulan por la web. Entre otras innovaciones, el teléfono tendría un sistema de carga inalámbrica, cámara dual y reconocimiento facial.


Tras la llegada del iPhone 7, que dejó a muchos fanáticos de la compañía fundada por Steve Jobs algo decepcionados por los pocos cambios, se especula con que la próxima versión satisfaga la ansiedad de los "applemaníacos", al cumplirse el décimo aniversario del lanzamiento.

El bloguero Sonny Dickson, un joven australiano que suele filtrar novedades de los dispositivos Apple, dio a conocer un borrador del diseño de la parte trasera de lo que sería el iPhone 8. En el esquema se puede apreciar que el smartphone tendría unas medidas de 149,501 mm de alto y 72,497 de ancho, y además cuenta con una ranura vertical con espacio suficiente para dos cámaras.

Este último dato confirmaría el rumor de la cámara dual vertical, lo que permitiría implementar mejoras sustanciales en la capacidad del aparato para trabajar con tecnologías como la realidad aumentada y la  virtual. En tanto, desaparecía el botón "home" y sería reemplazado por comandos virtuales integrados a la pantalla.

Otro dato que se desprende del esquema es que el sensor de huellas Touch ID estaría situado en la parte trasera del dispositivo. Esto se complementaría con uno de los rumores más fuertes que circulan por los portales especializados, que habla de un nuevo sistema de reconocimiento facial para desbloquear el teléfono.

Asimismo, se dice que la pantalla sería similar a la del Galaxy S8: una pantalla Oled curva de 5,8 pulgadas, con un marco delgado que no superaría los 4 milímetros. Algunas versiones especulan con un diseño de vidrio y bordes de metal, aunque también se dice que el dispositivo podría ser una sola pieza de aluminio.

Por otra parte, el iPhone 8 tendría un sistema de recarga inalámbrica, innovación que lo alinearía con otros teléfonos de gama alta como los Samsung Galaxy. Además, la batería sería más potente, con una autonomía superior a las 24 horas. Finalmente, el teléfono traería una conexión USB tipo C.

Por el momento, son sólo especulaciones. Apple podría estar evaluando diversas opciones de diseño. Se dice que Apple lanzará tres nuevos dispositivos en septiembre, dos de las cuales serán versiones actualizadas del iPhone 7, y el restante será el nuevo smartphone.

La verdad se conocerá en septiembre, mes en que la compañía realiza su clásico Keynote en San Francisco, California, donde se haría el lanzamiento oficial, aunque algunas versiones indican que la producción en serie se demoraría hasta octubre o noviembre, cuando saldrá a la venta. En cualquier caso, habrá que esperar.